Boletín – Volumen 111

Boletín – Volumen 111

BOLETINES

Boletín – Volumen 111

Sinopsis

Por: Dr. Jorge Bracho

     Se presenta en primer lugar “Situación mercantil” en que se puede leer “En los primeros días del mes de enero, por causas quizás de las fiestas, hubo extremada paralización en los negocios, pero desde antes de la segunda quincena hubo mayor actividad, la cual se sostuvo durante todo el mes. Así, que puede decirse que hubo en enero una mejora de la situación” (Pp. 1861-1862).

     De seguida se leen cifras de las industrias textileras en “La industria de telares en Venezuela” (Pp. 1863-1864). En carillas siguientes “Utilidad de unos telares en Maracaibo” en que se aborda la necesidad de desarrollar una industria de textiles en esta región del país (P. 1865).

     Respecto al mejoramiento de los dos puertos principales, Maracaibo y La Guaira, para generar mayor riqueza en el país en “Nuestros dos principales puertos” (Pp. 1865-1866). Un artículo en que se trata el tema de las exportaciones e importaciones de Venezuela y la necesidad de su diversificación con otras regiones del planeta: “Relaciones mercantiles de Venezuela con otros países sur americanos” (Pp. 1866-1867).

Si desea visualizar o descargar este boletín puede hacer clic en el siguiente botón

     Entre las páginas 1867 y 1869 se retomó el tema del “Instituto de Crédito Hipotecario”. Un escrito sobre la altitud de varias localidades en Venezuela, medidas por Alfredo Jahn, y realizada con barómetros de mercurio en “Alturas de algunas ciudades y pueblos de Venezuela sobre el nivel del mar” (Pp. 1869-1872).

     Vienen tres breves notas, “La situación económica de Inglaterra”, “Productos y comercio de Ciudad Bolívar” y “La crisis ganadera es universal” (Pp. 1872-1874). Acerca de higiene, limpieza y cuidados frente a enfermedades provocada por el mosquito en “Salubridad pública. Catecismo venezolano del paludismo” (Pp. 1875-1879).

     De seguida informaciones breves, “Pasteur” un folleto relacionado con la celebración de su centenario en Venezuela, “Inundaciones en Barlovento”, “Noticias sobre Compañías petroleras”, “Cámara de Comercio de Maracaibo”, “Ventajas que ofrece la New Orleans Association of Commerce”, un conjunto de cuadros en “Estadística ganadera del estado Sucre”, “La Plata” relacionada con la India, “El museo Comercial de Filadelfia”, “Productos venezolanos que se pueden vender en Amberes, Bélgica” y “Sección de correspondencia” (Pp. 1879-1885).

     Cierra la edición con los cuadros “Café y cacao exportados por La Guaira en diciembre de 1922”, “Comercio de café en Maracaibo en diciembre de 1922”, “Valores de las bolsas de Caracas y Maracaibo en enero de 1923”, “Precios de productos en diversos lugares de Venezuela en diciembre de 1922” y “Tipos de cambio en Caracas en enero de 1923” (Pp. 1886-1890).

Más boletines

Boletín – Volumen 78

Índice alfabético de la Ley Orgánica de la Hacienda Nacional vigente

Boletín – Volumen 121

Situación mercantil

Boletín – Volumen 74

Apuntes sobre la riqueza mineralógica de Venezuela

Revista Comercio, Julio de 1981

Revista Comercio, Julio de 1981

REVISTA COMERCIO

Revista Comercio, Julio de 1981

Sinopsis

Por: Esther Mobilia

     La edición está dedicada al estudio del gasto público como una alternativa ante la doble indemnización en Venezuela. En el editorial se plantea la necesidad de apoyar la gestión de la nueva junta directiva de Fedecámaras durante el año 1981-1982 para la defensa de los intereses de los empresarios. Enrique Sánchez S. dedica un artículo al análisis de la doble indemnización en el que destaca la importancia de la aplicación de los ajustes necesarios y de la distribución de las remuneraciones de los trabajadores fuera de cualquier ambición paternalista. Roger Boulton, presidente de la Cámara de Comercio de Caracas, reflexiona acerca de la libertad de expresión a propósito de los diversos controles que pudieran aplicarse por parte del Ejecutivo para limitar esta y otras libertades intrínsecamente consagradas.

Si desea visualizar o descargar esta revista puede hacer clic en el siguiente botón

     C.R. Chávez analiza a detalle el tema del gasto público en Venezuela y el incremento sistemático que ha tenido en los últimos años. En el artículo se propone su reajuste por considerarlo como una estrategia para el mantenimiento de la estabilidad económica del país. Agepe analiza la importancia que tendrá el desarrollo del próximo censo nacional para comprender a detalle las condiciones de la sociedad venezolana. Ana Teresa Arismendi Melchert, en un artículo titulado “Discordia y consenso”, hace una reseña de los principales acontecimientos tenidos lugar en la trigésima séptima Asamblea Anual de Fedecámaras y destaca la necesidad del trabajo conjunto del sector empresarial ante los controles del Estado y la crisis económica del momento. Adalerto Cassani escribe sobre las prácticas ilegales y legales y plantea el peligro que significaría el incremento de estas últimas. Se reseña el almuerzo de la Cámara de Economía Venezolana-Israelita en los salones de la Cámara de Comercio de Caracas en julio de 1981. Carlos B. Trujillo González analiza el proceso de ascenso laboral y el papel de las nuevas responsabilidades de dirección en las organizaciones.

Más revistas

Revista Comercio, Marzo de 1981

La edición inicia con la pregunta “¿Despegamos?”

Revista Comercio, Julio – Septiembre de 1982

La edición está dedicada al Metro de Caracas y a las condiciones del sistema financiero venezolano y las condiciones de los mercados internacionales.

Revista Comercio, Abril 1981

La edición está dedicada al Metro de Caracas y a la importancia de la explotación petrolera en la Faja del Orinoco.

Boletín – Volumen 110

Boletín – Volumen 110

BOLETINES

Boletín – Volumen 110

Sinopsis

Por: Dr. Jorge Bracho

     En la primera página aparece una salutación por el nuevo año: “1923” , “El Boletín de la Cámara de Comercio de Caracas al hacer votos por la ventura personal de cada uno de los miembros componentes de los Poderes Públicos venezolanos, presenta sus respetos al señor General J. V. Gómez, Presidente Constitucional de la República” (P.1805).

     Le sigue “Situación mercantil” en que se puede leer al principio “La situación mercantil en el mes de diciembre se caracterizó por una notable paralización de los negocios, aún en aquellos ramos que, por su naturaleza, han tenido siempre algún movimiento para el comercio en general” (Pp. 1805-1807).

     En “La Congeladora de Puerto Cabello” se hizo referencia a la importancia de generar mayor producción de carne de bovinos para la exportación y que esta empresa debería cumplir un papel de gran relevancia en este orden (Pp. 1807-1808).

Si desea visualizar o descargar este boletín puede hacer clic en el siguiente botón

     Luego se puede leer “Compañía de seguros del Banco de Venezuela” y “Cuarta Feria de Muestras de Bruselas” (P. 1808). Entre las carillas 1809 y 1811 se puso a la vista del lector “La Barra de Maracaibo” y “La Cámara de Comercio de Maracaibo y la apertura de la Barra”.

     Respecto a los servicios sanitarios y la fundación Rockefeller en Venezuela se lee “Salubridad pública” (Pp. 1811-1815). A partir de la carilla 1815 hasta la 1819 se expuso las características y ventajas de establecer una institución facilitadora del crédito hipotecario, en “Instituto de crédito hipotecario” y “Un instituto de Crédito Territorial que puede convenir para los agricultores de Venezuela”.

     Se puede leer la historia de las propuestas de construcción de vías férreas en Venezuela, desde los tiempos de Páez, en un estudio basado en el ámbito económico en “Los ferrocarriles en Venezuela” (Pp. 1819-1849).

     Más adelante una adenda “Alcance al artículo “Situación mercantil”, P. 1305” en que se agregó “Situación comercial en Ciudad Bolívar y en Carúpano” (P. 1850).

     Viene una corta nota “Noticias recientes sobre la pesca de perlas en la Guajira colombiana” (P. 1850). Se sumó un amplio cuadro “Estadística de ganado vacuno, cabrío, lanar, porcino y caballar en el estado Zulia” (Pp. 1851-1856).

     Para finalizar “Sección de correspondencia”, “Comercio de café en Maracaibo en noviembre de 1922”, “Café y cacao exportados por La Guaira en noviembre de 1922”, “Tipos de cambio en Caracas en diciembre de 1922”, “Precios de productos en diversos lugares de Venezuela en noviembre de 1922” y “Valores de las bolsas de Caracas y Maracaibo en diciembre de 1922” (Pp. 1856-1860).

Más boletines

Boletín – Volumen 113

En primer lugar, “Situación mercantil” donde se lee: “En marzo hubo alguna animación comercial; nos referimos especialmente al ramo de telas.

Boletín – Volumen 76

Para este número setenta y seis los editores presentaron un Índice de la Ley de Aduanas.

Boletín – Volumen 141

Aunque más animado que el pasado junio, julio tuvo aún cierta debilidad y los negocios se resintieron de presión del vendedor hacia el comprador.

El Ávila desde el Nuevo Circo

El Ávila desde el Nuevo Circo

Por J. L. Sánchez-Trincado

Una de las más hermosas perspectivas del Ávila se obtiene desde las gradas del Nuevo Circo.

Una de las más hermosas perspectivas del Ávila se obtiene desde las gradas del Nuevo Circo.

     “Una de las más hermosas perspectivas del Ávila se obtiene desde las gradas del Nuevo Circo. La hora es igualmente favorable. Primero hay un sol excesivo, pero después se tranquiliza el cielo, palidece la tarde, se atenúan los colores y, cuando la noche va a ensombrecer la piedra morada y verde de la montaña decorativa, el espectáculo concluye.

     Uno ve las cosas muchas veces. Las miras. Le sirven de trampolín para sus pensamientos. Esa montaña es para mí, vista ahora serenamente, mucho más que un recreo para los ojos y que un juguete para mi imaginación. Estaba ahí y la había mirado muchas veces. Pero solamente ahora, que sentado frente a ella puedo contemplarla a mi gusto, sé que constituye para mí más que un centro sugestivo, un episodio. Detrás de ella está mi ayer y, acaso, mi mañana. Lo que hay tras del Ávila es el cielo del mar. El Ávila es una montaña transparente: perpendicular a ella quedan mil rutas. El Ávila pone sus dedos de cristal en mis ojos y me habla de cuatro y media a seis y media de esta tarde dominical en que el sol está ligeramente desconcertado y atrasa un poco los relojes baratos, con todas las voces musicales de sus matices cambiantes.

     Yo soy pura prisa y el tiempo pesada pausa. La Historia se ha dormido de bruces sobre el calendario. La unidad de la Historia es el siglo; la unidad de una vida, es la hora. La Historia es más para leída o recordada que para vivida. No alcanzamos con la curva de nuestros breves brazos a abarcar todo un haz de acontecimientos importantes, cuya cosecha podríamos recoger. Nos iremos y cuanto quisiéramos ver realizado en el tiempo, no estará todavía cumplido. La Historia es larga y la vida breve.

     No podremos volver. Diderot querría haber resucitado cien años después de irse, aunque este transcurso hubiera tenido que soportarlo en el infierno. Hubiera querido volver a la tierra, a ver lo que pasaba. La Historia es ahora mucho más interesante que en tiempos de Diderot. Otra vez, el agudo escritor hubiera pedido unas segundas vacaciones incómodas con tal de volver al París, seductor, de mil novecientos noventa y nueve. Don Miguel era más ambicioso y más simple: no quería morirse nunca. El hombre griego prefería ser una lagartija tomando el sol encima de una piedra durante miles de años a ser jefe en cualquiera de los negocios ultraterrenos.

     La mayoría de las gentes desearían que la vida individual durase tanto como la vida de la especie, aunque fuera padeciendo sucesivamente etapas de vida y etapas de muerte. Como el habla está lleno de palabras y silencios, la vida debería estar llena de sueños, muertes provisionales y de vidas vigilantes. Estamos dispuestos a pagar la resurrección a cualquier precio. Diderot, con unas cuantas quincenas en la cárcel modelo que describió el Dante sin el amenazador letrero de la entrada. Los ascetas, sacrificando esta vida pasajera a una vida beata. Todos pasaríamos con gusto por una hilera de purgatorios con tal de volver de vez en cuando a darnos una vuelta por la tierra. Queremos vivir la Historia, presenciarla, protagonizar sus actos segundo y tercero, ver en qué para todo esto.

En 1919, abrió sus puertas el Nuevo Circo de Caracas, que desde entonces se convertiría en la cuna de la fiesta brava y de otros espectáculos.

En 1919, abrió sus puertas el Nuevo Circo de Caracas, que desde entonces se convertiría en la cuna de la fiesta brava y de otros espectáculos.

     La Historia es pura pausa: el hombre es todo prisa. Solamente los ojos verdes de la montaña han visto el film completo de la Historia. La montaña, sin prisa, ha podido conocer, tendida espectadora, cuántas aventuras han vivido ya los seres humanos sobre el planeta. Vendería mi alma al diablo por la eterna amatista, iría sin sueño, pupila sin cansancio, que mira todavía tras del párpado translúcido de la nube, y ve por encima del tiempo, tiempo mudo ella misma, de la   montaña sigilosa. Esa piedra verde tiene el secreto de la historia. Medita lo que ha visto sin turbarse.

     Allí está midiendo con su grandeza nuestra delirante estupidez. Extendiendo sobre ella, absorbiendo sus blandos jugos maternales, el tapiz vegetal crece parasitariamente de la piedra húmeda y vive a costa del cielo, del sol y de la lluvia gratuitos. La fauna, más abajo, vive parasitariamente de la flora. El hombre le ha puesto a todos piedra, tapiz, fauna, vilmente a su servicio. Mientras los minerales y los seres vivos trabajan sin descanso en su química prodigiosa, el hombre se ha puesto el traje del domingo y se ha dedicado a holgazanear y divertirse. 

El hermoso cerro Ávila, óleo del célebre pintor Manuel Cabré.

El hermoso cerro Ávila, óleo del célebre pintor Manuel Cabré.

El silencio laborioso del Ávila acusa a nuestro espantoso griterío de brazos caídos. Oleadas inmensas de seres humanos, constantemente renovadas se alzarán, se agitarán y caerán y una gran montaña nutricia las verá pasar sin tristeza, trabajando callada, simplemente para alimentarnos a todos, avergonzada de nuestras derrotas y quejosa de nuestros devaneos.

     La Historia registra este incesante fluir de vidas. Los ojos grises de vetas doradas y azules de la montaña, contemplarán el incesante torbellino del mundo. En la ladera la guerra de los hombres se enciende: solo en las cumbres góticas de los picachos, las manos de hielo de un hada trémula acunan la paz.

     La paz, por anómala, es como un vértigo: nuestro elemento natural es la lucha. A la medida de la guerra está hecha nuestra cabeza y fraguado nuestro corazón. No podemos vivir entre nieves, sino entre llamas. La historia del hombre es como un libro ardiendo. La naturaleza sin sombras, el antiecúmene, es solo el testimonio de que también nuestro planeta es un astro apagado.

     Sobre las gargantas de las gentes del circo desciende, poco a poco, mientras la fiesta avanza, la ronquera del cansancio. 

     Cada vez las gentes de los tendidos claman más débilmente, el fastidio, cortejando a la tarde adviene. Las mujeres que estuvieron a punto de desmayarse han recobrado sus buenos colores y su antigua sonrisa. Solamente la montaña mira la fiesta imperturbablemente, como esta muchacha inglesa que permanece sentada a mi lado.

     El genio de la noche ha anticipado sobre la cuartilla del aire las primeras consonantes de sus luceros. Pronto son catorce, buena señal de que la noche del domingo va a tener escrita en la frente, como si se tratara de una página literaria del periódico de la mañana, un soneto contundente. Estoy de pie y miro por última vez al Ávila. El espectáculo es extraordinariamente hermoso. Lo único que molesta un poco es la corrida”.

FUENTE CONSULTADA

  • Élite. Caracas, Nº 1.034, 7 de julio de 1945; página 4.

Revista Comercio, Julio de 1981

Revista Comercio, Mayo de 1981

REVISTA COMERCIO

Revista Comercio, Mayo de 1981

Sinopsis

Por: Esther Mobilia

     La edición está dedicada al análisis de la relación entre el Estado, los empresarios y la importancia del desarrollo económico. El editorial está dedicado al análisis de los posibles escenarios ante el posible desarrollo de una reforma arancelaria. Se presenta la ponencia de Enrique Sánchez S. en la XI Asamblea Anual de Consecomercio en la que se analiza de dinámica entre el Estado y los empresarios y cómo concretar acuerdos en común para impulsar el desarrollo. C.R. Chávez analiza cómo se ha venido utilizando los dividendos del petróleo en el presupuesto nacional y su relación con el desarrollo integral venezolano.

Si desea visualizar o descargar esta revista puede hacer clic en el siguiente botón

     Adalberto Cassani escribe cómo la satisfacción de los consumidores debe ser una de las aristas más importantes de la política empresarial venezolana. La Cámara de Comercio de Caracas publica una declaración a propósito del pretendido aumento de los impuestos sobre cigarros y bebidas alcohólicas en donde se manifiesta una cierta preocupación sobre las nuevas medidas aplicadas por parte del Ejecutivo en temas fiscales. Gerardo Inchausti explica las condiciones del consumo desmesurado del mercado interno venezolano. Se publica la lista de los nuevos directores de Consecomercio luego de la celebración de la XI Asamblea de la organización. Se reseña la conferencia dictada por Humberto Calderón Berti, ministro de Energía y Minas, en la sede del Club del Comercio para sus asociados. El tema de dicha disertación estuvo relacionado con las condiciones de la industria petrolera y las perspectivas a futuro. Ana Teresa Arismendi Melchert entrevista a Leopoldo Díaz Bruzual, presidente del Banco Central de Venezuela, sobre las condiciones actuales de la economía venezolana y la relación del Ejecutivo con lo sectores sindical y empresarial.

Más revistas

Revista Comercio, Enero de 1981

La edición está dedicada al papel de la universidad venezolana para el país, además de las consecuencias de la inflación para la economía nacional.

Revista Comercio, Mayo de 1981

El Estado, los empresarios y la importancia del desarrollo económico.

Revista Comercio, Julio de 1981

Estudio del gasto público como una alternativa ante la doble indemnización en Venezuela.

Loading
Abrir chat
1
Contacta a nuestro equipo.
Escanea el código
Contacta a nuestro equipo para aclarar tus dudas o solicitar información.