Circo metropolitano escenario para el deporte y la cultura – Parte I

Circo metropolitano escenario para el deporte y la cultura – Parte I

CRÓNICAS DE LA CIUDAD

Circo metropolitano escenario para el deporte y la cultura – Parte I

Por: Héctor Parra Márquez
En 1896 se inauguró el Circo Metropolitano, situado entre las esquinas de Miranda y Puerto Escondido, en el centro de Caracas

     [En 1894], “se acometió la tarea de edificar un verdadero coso en un terreno situado entre las esquinas de Miranda y Puerto Escondido, y apareció así el “CIRCO METROPOLITANO”. 

     Esta plaza de toros, aparte de que significó un adelanto material, porque dotaba a la capital de un inmueble para el fin al cual se destinaba, imprimió nuevos alicientes a la vida caraqueña y vino a satisfacer una vieja aspiración de los taurinos. La afición renació jubilosa, alentada por la donosa pluma de jacarandosos cronistas, quienes ensalzaban la estupenda idea de D. Pedro Salas Camacho, capitalista del moderno coso. 

     La administración de los trabajos fue encomendada al señor E. Franco López y de nada valieron para el avance de la obra los esfuerzos desplegados en contrario por la señora Adelaida Almeida de Crespo, esposa del Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario del Brasil y Presidenta de la famosa “Sociedad protectora de Animales”, empeñada en obtener de las autoridades la prohibición de las corridas de toros.

     Echadas las primeras bases en los años 1894 y 1895, y mientras avanzaba la edificación, se adelantaba por parte de los empresarios conocedores del negocio la tarea de estudiar las ganaderías en las cuales habría de seleccionar los animales de lidia, y de contratar en las más prestigiosas plazas taurinas, diestros de renombre, capaces de satisfacer el popular entusiasmo. Los resultados fueron singularmente halagüeños. 

     La plaza resultó con una capacidad para cuatro mil personas. En su estructura predominaba el hierro y el cemento. El ruedo medía treinta y seis metros de diámetro.

     Desde días antes de que el circo abriera al público sus puertas, las entradas se habían agotado totalmente y el entusiasmo retozaba visiblemente entre los aficionados.

Grandes figuras internacionales del toreo

     La inauguración tuvo lugar el 2 de febrero de 1896 con asistencia del gran caudillo llanero, General Joaquín Crespo, Presidente de la República. Entre los diestros actuaron los matadores gaditanos Manuel Hermosilla y Francisco Jiménez, Rebujina, en medio de la aprobación de los asistentes. Posteriormente, se dividió el redondel del “Metropolitano” en dos mitades, separadas por obstáculos y se soltaba un toro en cada una de ellas, de tal manera que, al igual de cómo se efectúa en algunas partes de Europa respecto de los circos de caballitos y de otros espectáculos, el público caraqueño pudo darse el lujo entonces de presenciar dos corridas a la misma hora. Más tarde se dotó al circo de una planta eléctrica y se dictó un Reglamento, al cual se le hicieron modificaciones posteriormente.

     En los tiempos subsiguientes el “Circo Metropolitano” gozó del más claro prestigio. El solaz de los caraqueños se regodeó allí con los intereses de D. Pedro Salas y de los empresarios, para quienes el éxito de taquilla y otras derivaciones del negocio se traducían en utilidades jugosas.

 

Esta plaza de toros imprimió nuevos alicientes a la vida caraqueña y vino a satisfacer una vieja aspiración de los taurinos

     Repletos de público los palcos, los tendidos y demás asientos, fueron muchas las tardes durante las cuales la afición logró presenciar lucidísimas faenas. Altas figuras internacionales del toreo de entonces recogieron allí los aplausos, los olé, los gritos de aprobación y otros homenajes que, puesta de pie, les tributaba aquella abigarrada multitud poseída de férvido entusiasmo.

     Hasta el último momento de su preclara existencia y como reminiscencia de aquellos días esplendorosos para él, el “Circo Metropolitano” lució en uno de sus muros la placa de mármol consagratoria del triunfo alcanzado allí en una rutilante tarde caraqueña por D. Juan Belmonte, el más grande torero de todos los tiempos y quien hizo historia en el toreo, y al igual del sin par “Manolete”, logró reunir con perfecto dominio las escuelas sevillana y rondeña.

     D. Juan Belmonte nació en Sevilla en abril de 1892 y murió de un síncope cardíaco en la misma ciudad el 8 de diciembre de 1962, o sea, a los setenta años. Algunos aseguran que se suicidó. Se inició en su carrera completamente pobre y a su muerte dejó una gran fortuna. Se retiró en 1927 después de haber actuado en primer plano en más de cuatrocientas corridas. Debutó en Elbas, Portugal. Fue el gran rival de José Ortega, “Joselito” y maestro de “Manolete”, otro gran genio del ruedo. Debido a su prestigio, se dice que la historia del toreo se divide en dos partes o épocas: antes y después de Belmonte.

     Contratado por Eloy Pérez, llegó Juan Belmonte a Caracas en 1918. Fueron días durante los cuales la afición vibró en todos los tonos en la capital de Venezuela. Desde diversos puntos del interior de la República muchas personas vinieron a Caracas a admirar al formidable diestro. Dio cuatro corridas en el “Metropolitano” y por ellas cobró cerca de noventa mil pesetas españolas. Para la primera corrida las entradas costaban: asiento de palco, cien bolívares; tendido de sombra, cuarenta y seis bolívares y tendido de sol, veintiocho bolívares. Tales precios disminuyeron en las subsiguientes funciones.

     Resultaría difícil, prolijo y en extremo tedioso, hacer una enumeración siquiera aproximada de los diestros que, además de Belmonte, actuaron en el “Metropolitano” a todo lo largo de su trayectoria.

     Los hubo de calidad mediocre, pero también de máximo cartel. Con ayuda de las fuentes consultadas y de nuestra propia memoria, recordaremos a los siguientes: “Potoco”; Vicente Ferrer; las toreras Laura López, la Sorianito, y Pepita y Finita; Fortuna; Saleri Segundo; Almanseño; Chiquito de Begoña; Calerito; Chicuelo (creador de la chicuelina); Cagancho; Manolete Segundo y el padre del infortunado Manolete; Machaquito de Sevilla; Sánchez Mejías (uno de los más espléndidos banderilleros de la época, quien practicó el toreo sentado contra la barrera al igual de como El Gallo lo hacía en una silla y lo hizo en el “Metropolitano”); el ya citado Vicente Mendoza, El Niño, quien no tenía gran estilo pero, en cambio, despachaba los toros de una sola estocada, en ocasiones admirable; Dominguín; Carnicerito de Málaga; el ya nombrado Rafael Gómez, El Gallo; Pablo Lalanda; Gaonita; el padre de los Bienvenida, alias El Papa Negro; Rubito; El Diamante Negro; y el famoso caraqueño Joaquín Briceño o El Trompa, infeliz y explotado histrión quien entró a la historia del toreo vernáculo en alas de sus payasadas y su audacia, en virtud de las cuales atraía numeroso público. De su popularidad quedó como recuerdo el refrán. Se zumbó como el Trompa, aplicable a los casos en los que una persona procede irreflexivamente o con gran temeridad. Porque ha de saberse que tan pronto salía el toro a la arena, nuestro inefable compatriota se lanzaba como loco y era él quien embestía. De ahí que su inmortal celebridad descanse sobre un pedestal de revolcones, topetazos y cornadas. 

     Por cierto, que El Trompa fue de los organizadores de una corrida de aficionados realizada en junio de 1906 en el “Metropolitano” y a la cual asistió el entonces Encargado de la Presidencia de la República, General J. V. Gómez, el futuro Benemérito, por invitación que, además de El Trompa, aparecía firmada por Rafael Aniceto, Sevillano; Luis Navarro, Giraldillo; Enrique Neun, Llaverito; S. Arias R., Poquito Pan; José Francisco Canelo, Canelo; Luis Olivo, El Simpático; Francisco Tovar, Carrillito; Juan B,. Arribillaga, El Bisojo y Esteban Flores, La Vieja. 

El éxito en traje de mujer

El éxito en traje de mujer

El éxito en traje de mujer

     En la Cámara de Caracas, marzo, es un mes para reconocer el papel que desempeña la mujer en la sociedad, su aporte de varias décadas en pro de la libertad, en pro de la búsqueda nuevamente cívica de su lucha reencuentro con la democracia, su institucionalidad y las libertades públicas en general. Estas fueron parte de las palabras de Leonardo Palacios durante el evento   “El éxito con traje de mujer” que realizamos el 10 de marzo. 

     Las protagonistas de esta videoconferencia, moderada por Diana Trías, directora ejecutiva del Centro de Arbitraje de la Cámara de Caracas, fueron exitosas profesionales en distintas áreas.  

“En el siglo XX las mujeres ocuparon la escena” 

     Inés Quintero, historiadora, Individuo de Número de la Academia de la Historia, hizo referencia a la historia de cambios irreversibles en el siglo XX cuando las mujeres ocuparon la escena, “da cuenta de la transformación tan importante en la valoración, en la concepción y en la consideración del lugar que debía ocupar la mujer en la sociedad”.   

     Destaca que este histórico cambio en Venezuela, con importantes logros educativos, profesionales y culturales, fue producto del esfuerzo colectivo de las mujeres, organizadas y movilizadas. Para la historiadora en los retos que se plantean en el siglo XXI lo más importante es que el proceso  de cambios no involucre solo a la mujer, sino a la sociedad en su conjunto.

Ciudad, mujer y ciudadanía 

     Zulma Bolívar, especialista en Planificación Estratégica Urbana, Desarrollo y Gestión Local, conversó sobre el derecho de las mujeres a la ciudad, que tiene un valor político, por la capacidad de transformar, y teórico, por la necesidad de construir argumentos y conocimientos para impulsar el accionar de la gestión pública. “Tenemos que volver al derecho a la ciudad pero desde el punto de vista del empoderamiento, de la gestión”. 

     Explicó que el derecho a la ciudad defiende los intereses de todos los ciudadanos “porque lo que es bueno para la mujeres es bueno para todos”. Invito a tomar liderazgo, para enfrentar los retos de desafiar estereotipos de género, impulsar la educación y competencias digitales, y el emprendimiento de mujeres .

¿Por qué contar con más mujeres en los espacios de toma de decisiones? 

     Patricia Valladares,  presidenta de la Cámara de Servicios de Telecomunicaciones,  inició su presentación comentando que la Cámara de Caracas, en sus 127 años de fundada, ha visto pasar todos los avances de la mujer venezolana “desde el divorcio, hasta que podamos estudiar las carreras que queramos”. Planteó que hay pocas mujeres en puestos en Juntas Directivas o Presidencias de las empresas, y citó un trabajo de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, que sostiene que entre 5% al 20% de las ganancias de una empresa se pueden incrementar nada más por tener 30% mujeres en la directiva.  

     Invitó a darle paso a las mujeres, que pueden incorporar nuevas ideas, pensamientos complementarios, agregando productividad y competitividad en los equipos diversos. “Cuando las mujeres avanzan nadie se queda atrás”. 

La mujer en los gremios  

     Adriana Borrego, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de Caracas, detalló en su ponencia las características del liderazgo femenino en universidades, empresas y espacios gremiales, con excepcional desarrollo de carreras profesionales y apoyo a las capacidades individuales de quienes las rodean. 

     Específicamente sobre el papel de la mujer en la actividad gremial,  hizo consideraciones sobre su aporte al rescate de la institucionalidad en el país. Recordó el destacado papel que tuvieron en la Presidencia de la Cámara de Caracas Diana Mayoral y Haydee Cisneros. Pidió a las mujeres reconocer sus propios éxitos, ser conscientes de sus logros, y reconoció el apoyo que dan los hombres a las mujeres que los acompañan en sus labores. 

Los invitamos a leer: Palabras Leonardo Palacios 

Videoconferencia “El éxito en traje de mujer” en nuestro canal de Youtube: Cámara de Caracas 

Cámara de Caracas ratifica su compromiso institucional con la inclusión de la mujer en todos los sectores de vida nacional; la reducción de las diferencias y la erradicación de la violencia de género.

Cámara de Caracas ratifica su compromiso institucional con la inclusión de la mujer en todos los sectores de vida nacional; la reducción de las diferencias y la erradicación de la violencia de género.

Cámara de Caracas ratifica su compromiso institucional con la inclusión de la mujer en todos los sectores de vida nacional; la reducción de las diferencias y la erradicación de la violencia de género.

     Palabras del Presidente de la Cámara de Comercio, Industria y  Servicios, Leonardo Palacios Márquez en el evento “El éxito en traje de mujer”

     La celebración de fechas con un marcado sentido histórico como el “Día internacional de la mujer”, muchas veces responde a la simple observancia de una expresión protocolar o la justificación para la realización de una actividad que permita incrementar el balance de gestión de una institución. 

     El significado de esas celebraciones, que deberían estar marcado por la importancia de su existencia, se diluye sin reflejar la trascendencia que representan para la sociedad. Peor aún, no existe correspondencia con las causas que llevaron a su consagratoria. 

     La Cámara de Comercio, Industria y los Servicios, La Cámara de Caracas, ha querido que el «Día Internacional de la Mujer» se convierta y traduzca, en expresión continua de reconocimiento, asunción de responsabilidad y compromiso social en el sentido de llamar la atención, generar y desencadenar procesos en una sociedad convulsa, que viene enfrentando una profunda crisis, exhaustiva en todos los órdenes imaginables, que puede enfrentar un conglomerado. Crisis de un colectivo, que nos impulsa irremediablemente, a reencontrarnos con nuestros verdaderos orígenes; nos obliga a reconstruir nuestra identidad, afanosamente desdibujada por el régimen político actual, así como el urgente aprendizaje de lo que  significa y representa el republicanismo como expresión máxima de civilidad, desarrollo y premisa fundamental para la convivencia pacífica de todos los venezolanos y de los extranjeros, que han decidido hacer vida junto a nosotros en esta Tierra de Gracia, todavía de grandes oportunidades. 

     Este acto es más que un simple gesto de empatía, es un reconocimiento sublime, a nuestro alcance, del papel que desempeña la mujer y el aporte que viene realizando desde hace varias décadas en pro de la institucionalidad del país, en las luchas cívicas que se vienen efectuando para reencontrarnos con el sistema  de las libertades públicas, su institucionalidad, la vivencia propia del consenso constitucional y, en definitiva, retomar el sendero de la democracia, que sólo se logra sobre bases consensuales en las cuales la mujer, esencia de ciudadanía, proceso en que es mucho lo que pueden aportar para su configuración; su tesón, ideas y energías son esenciales para lograrlo.  

     La mayoría de las veces no se ve ese aporte, no se percibe ese sacrificio y no se pondera la importancia de sus ideas orientadoras en esas luchas. 

     Es un compromiso cívico, desencadenante de procesos importantes en nuestra sociedad, razón para llamar la atención de la necesidad del reconocimiento no solamente del rol de la mujer en el sostenimiento de la familia, en la que desde hace varias décadas se ha convertido en su centro motor, eje productivo y bases del núcleo familiar sino también para exigir a las autoridades y de las instituciones acerca de las conductas anómicas, que se vienen expresando en violencia género, y muy recientemente, en graves y angustiantes actos de feminicidio ,que viene aumentando en nuestro país en los últimos tiempos. 

     La comparación del Estado venezolano con una tipología aproximada a lo que se conoce como el «Estado fallido», para algunos, para otros Estado autoritario hegemónico, en los cuales son la violencia y el desconocimiento de los derechos fundamentales del ciudadano los medios para mantenerse en el ejercicio del poder, sin duda alguna, el gran esfuerzo para enervarlo y vencerlo, debe contemplar en las agendas necesarias para los diálogos, conversaciones y aproximaciones requeridas para lograr un entendimiento, que termine en un proceso de elección de renovación de las autoridades, la configuración de políticas públicas de inclusión de la mujer en todos los sectores de vida nacional; la reducción de las diferencias y la erradicación de la violencia de género, así como la búsqueda para que efectivamente, se asista a la mujer en el rol que desempeña frente a la paternidad irresponsable. 

     Hoy está conmemoración también es momento propicio para la reflexión y para relievar la importancia plausible del papel, que cada día ocupa la mujer en nuestra sociedad y en la institucionalidad democrática, agradeciendo al unísono,  el esfuerzo para consolidar,  desde el punto vista académico y gremial, las instituciones del ámbito no gubernamental. 

     Por eso el nombre de este evento “El éxito en traje de mujer”, no es un título vago con fines publicitarios o efectistas. Pretende reflejar, por lo menos, en esta Cámara de Caracas, que el éxito de la sociedad, en cualquier terreno, es el producto de  la mujer. 

     Hoy contamos con cinco grandes, queridas y admiradas  amigas, unas como ponentes y otra como moderadora. 

     Ellas son la representación y expresión, cada una en su área, de un conglomerado de mujeres que vienen destacando.

     A lo largo de la historia de Venezuela, de la Historia como disciplina y ciencia social, faro indispensable que alumbra el pasado para proyectar el futuro, la mujer ha tenido un rol fundamental, sin equívoco alguno, podemos afirmar, que injustamente no se ha puesto de relieve la importancia de participación y rol en la conformación de nuestro país. Este tema no es posible abordarlo, con miramiento al futuro sin la presencia de Inés Quintero, ex presidenta de la Academia Nacional de la Historia con una prolija obra que ha llevado al venezolano a interesarse por conocer y estudiar su historia, con sentido crítico y prospectivo. 

     Expresar nuestro afecto, arraigo, pasión y preocupación por nuestra hermosa y sorprendente Caracas, ámbito natural de actuación institucional de nuestra centenaria y señera Cámara, que tengo el honor de presidir, y no referirnos a la trayectoria y esfuerzo que desde hace muchísimo tiempo,  sin referirnos, sin duda a una de las mujeres que mayor preocupación, ocupación, dedicación y conocimiento tiene sobre nuestra ciudad, como es la urbanista Zulma Bolívar, la gran soñadora y proyectista de lo que debería y puede ser nuestro terruño.

     Venezuela siempre estuvo en la vanguardia de la innovación tecnológica en materia de telecomunicaciones, se sigue dando una batalla por mantener en pie el sector, a pesar de las circunstancias económicas adversas que atentan contra la calidad y extensión de los servicios, lucha denodada que encuentra en la vanguardia a Patricia Valladares, presidenta de la Cámara de los Servicios de las Telecomunicaciones (CASETEL), un bastión importante en la defensa y representación de los intereses de sus afiliados sin olvidar la  calidad y satisfacción del servicio, es decir, si preterir al usuario. 

     Finalmente, debemos poner de gran relieve el hecho que las instituciones gremiales, asociaciones, fundaciones sin fines de lucro y las organizaciones dedicada a aquellas actividades a las cuales el Estado no le presta atención, tiene deficiente actuación o simplemente acceden a la participación de los agentes económicos, los cuales con su agilidad, organización, eficacia y eficiencia, dependen para ello cada día más de su direcciones ejecutivas, motores esenciales de nuestra existencia institucional, en la gran mayoría de los casos, bajo la responsabilidad, de una mujer.

     Quién mejor para representar a todas esas mujeres que se desempeñan en los gremios, que nuestra Directora Ejecutiva Adriana Borrego, quien además es la expresión del éxito presencial de la mujer en la academia, a nivel docente e investigativo. 

     De esta manera, queremos celebrar con varias actividades de índole diversa, que comenzaron el día de ayer con una extraordinaria videoconferencia en materia de innovación y empresarialidad, que continúa con esta emotiva y significativa actividad y que culminará en los próximos días con un tema vinculado al desempeño exitoso de la mujer en el mundo del arbitraje y de más medios alternativos de resolución de conflictos., bajo la coordinación de la Directora Ejecutiva de nuestro Centro de Arbitraje, Dianas Trías Bertorelli, a la sazón la moderadora de hoy. 

     Agradeciendo la participación de todas ellas en este acto, ratificamos nuestro compromiso institucional para reconocer diariamente su labor pero sobre todo para propugnar por la definición y ejecución de políticas públicas destinadas aumentar su participación, evitar la exclusión, reducir la violencia de género, previsión y erradicación de las conductas anómicas que lamentablemente se han centrado sobre su existencia, que atentan, incluso, contra su vida. 

 

Caracas 10 de marzo de 2021. 

Nueva ordenanza de equipaje acompañado en Nva. Esparta es buena pero no para todos los sectores

Nueva ordenanza de equipaje acompañado en Nva. Esparta es buena pero no para todos los sectores

Nueva ordenanza de equipaje acompañado en Nva. Esparta es buena pero no para todos los sectores

Por: Isglovi Alcalá

     Williams Zorrilla, abogado, administrador y profesor universitario, manifestó que la nueva ordenanza de equipaje acompañado en Nueva Esparta, parece ser una buena decisión en torno a las posibilidades de mayor turismo en el estado.

     Asimismo, afirmó que el tema del equipaje acompañado en cuanto al régimen de Puerto Libre en Margarita, es un “clamor que ha tenido el empresariado del estado desde hace mucho tiempo. Y podemos decir que esta medida es buena para un sector pero no para todos”.

     “Hay una cuenta del desfase de la vía tributaria, que desbarató en parte la esencia del puerto libre del estado Nueva Esparta, pero adicionalmente está muy inmerso en un contexto socioeconómico que sufre los embates de las erráticas políticas económicas que se han venido desarrollando en el país”, aclaró.

     Zorrilla, explicó que desde la óptica de la comisión empresarial la nueva ordenanza está aislada a una solución, aunque pudiese tener un lapso de cinco años no resuelve los problemas a fondo.

     “SABEMOS QUE EL PROBLEMA NO ES DE UNA MATERIA EN PARTICULAR SINO DE TODA LA ECONOMÍA. Y NO SE TRATA DE CRITICAR LA MEDIDA, PORQUE FAVOREZCA AL EMPRESARIADO EN PARTICULAR, PORQUE NO ES LA IDEA”, COMENTÓ.

     En entrevista para el programa Tributos Y Algo Más con Leonardo Palacios, indicó que en el caso del puerto libre en Margarita debería de existir un “aggiornamento” con respecto al tipo de cambio a la moneda de mayor valor en vez del uso de la unidad tributaria, probablemente eso pudiese causar un efecto positivo en un sector de la población.

     «Si dicha medida sigue de forma aislada y no se aplican adentro de lo que es una política pública, jamás podrá considerarse una decisión que realmente pueda servir para apalancar el desarrollo de Margarita», señaló el especialista en tributos y en políticas públicas.

Loading