POR AQUÍ PASARON

Visita de John F. Kennedy a Venezuela

     A finales de 2021 se cumplirán sesenta años de la visita a nuestro país de John Fitzgerald Kennedy, primero de cuatro presidentes de los Estados Unidos, en ejercicio, que nos han honrado con su presencia en Venezuela.

     Los días 16 y 17 de diciembre de 1961, acompañado de su esposa, Jacqueline, el 35° mandatario de Estados Unidos, que un año antes había superado por escaso margen en elecciones presidenciales al candidato republicano, Richard Nixon, cumplió apretada agenda por unas 24 horas en territorio nacional.

     La visita de Kennedy resultó todo un éxito, a pesar de los temores de que podían presentarse disturbios, peores que los que se suscitaron en 1958 cuando Nixon, en condición de vicepresidente, estuvo en Caracas.

 

Admirado por el pueblo

     Desde que bajó las escalerillas del avión de la Fuerza Aérea de su país que lo trajo a Maiquetía y fue recibido por su anfitrión, el presidente Rómulo Betancourt, quien había sido electo en 1959, Kennedy fue aclamado por el pueblo venezolano en cada uno de los lugares en los que se presentó.

     Las denominadas fuerza vivas del país también se hicieron eco de entusiasmo, optimismo y esperanza por la presencia del mandatario estadounidense en Venezuela, tal y como lo refleja parte del texto del aviso de prensa que publicó la Cámara de Comercio de Caracas, en el diario Últimas Noticias, el 16 de diciembre de 1961: “Honra al pueblo venezolano, unido al norteamericano por firmes lazos de tradición histórica y de leal amistad, la visita del Presidente Kennedy, que habrá de contribuir a reafirmar, una vez más, la unidad de propósito que animan a nuestros pueblos en su lucha por la vigencia de la libertad y el respeto a la dignidad humana”.

Al arribar a Maiquetía, Kennedy fue recibido por su anfitrión, el presidente Rómulo Betancourt

     El objetivo principal de su visita fue tratar de desarrollar en Venezuela el proyecto conocido como Alianza para el Progreso, un programa de cooperación social y económica para combatir la pobreza y la desigualdad entre su país y naciones de América Latina, en medio de la severa crisis política que por esos días mantenía con el gobierno comunista de Cuba, país con el que pocos meses antes rompió relaciones, tras la fracasada invasión de Bahía de Cochinos, promovida por disidentes cubanos, a mediados de abril de 1961.

Aviso Cámara de Comercio de Caracas. Bienvenida al presidente John F. Kennedy. Diario Últimas Noticias, 1961

     De Maiquetía, la caravana de automóviles que trasladaba a la ilustre pareja visitante se encaminó al aeropuerto de La Carlota, en Caracas, desde donde se trasladarían en helicóptero a las localidades de El Frío, en Carabobo, y La Morita, en Aragua.      El pueblo le dio muestras de aprecio a lo largo de todo el trayecto por la autopista y las avenidas capitalinas, por las cuales ambos mandatarios, saludaron a la gente que los aplaudía desde los edificios y las aceras.

 

Junto a los campesinos

     Eran tiempos de la reforma Agraria implementada por Betancourt, por lo que se escogieron dos asentamientos campesinos cercanos a Caracas, para que Kennedy apreciara lo que se estaba haciendo en Venezuela.      En la localidad carabobeña, los mandatarios se reunieron, en el “Parcelamiento Alianza”. En un acto breve, de menos de media hora de duración, entregaron créditos del Banco Interamericano de Desarrollo a 48 familias y volvieron a abordar el helicóptero para dirigirse hasta La Morita, para reunirse con otro grupo de campesinos. Aquí el presidente Kennedy y su esposa interactuaron con público.

Emotivo discurso

     Entre otras cosas, el gobernante estadounidense dijo en su discurso:

     Mañana es el 131° aniversario del nacimiento del gran libertador de este país, quien no solo tuvo la satisfacción y el orgullo de liberar a Venezuela, sino que también, en una hazaña casi sin precedentes en la historia, proporcionó la libertad y liberación de cinco naciones. Me refiero, por supuesto, a Simón Bolívar.

     Vengo aquí hoy en una tradición originada por él que vio y predijo que algún día este hemisferio estaría unido por el más estrecho de los lazos fraternos, y sigo los pasos de un distinguido predecesor, Franklin Roosevelt, quien en su propio tiempo y generación intentó llevar a buen término la obra que tan bien había comenzado Simón Bolívar”.

     Con un sistema de independencia nacional originado hace más de cien años, con una política de amistad y buena vecindad que se desarrolló en la Administración del presidente Roosevelt, ahora hoy en 1961, es nuestra obligación seguir adelante y hacer realidad el concepto de que, junto con la independencia nacional y la libertad individual, va el bienestar del pueblo mismo.

     No solo hablamos de consignas, de democracia y libertad, es nuestra función, aquí en este hemisferio, en 1961, hacer posible que todo el pueblo no solo sea libre, sino que tenga un hogar, y eduque a sus hijos, y tenga un trabajo para ellos y su seguridad. Eso es lo que estamos decididos a hacer.

Los días 16 y 17 de diciembre de 1961, acompañado de su esposa Jacqueline, el presidente John Fitzgerald Kennedy visitó Venezuela

     La seguridad económica, la mejora de la vida de todos nuestros pueblos debe ser ahora, en la década de 1960, el principal objeto y meta del sistema interamericano. Lo que está sucediendo hoy aquí en La Morita, en pos de esa meta, simboliza los gigantescos nuevos pasos que se están dando ahora.

     A partir de este día, el sistema interamericano representa no solo la unidad de los gobiernos involucrados, sino la unidad de los pueblos; no solo un objetivo común de alineación política, sino un voto común de todos nuestros gobiernos y de todos nuestros países. Personas para mejorar el bienestar económico, social y político del hombre, no solo una alianza para la protección de nuestros países, sino una alianza de progreso para nuestro pueblo. Seremos, en la década de 1960, más que buenos vecinos. Seremos socios en la construcción de una vida mejor para nuestra gente.

Aviso Bienvenida al presidente John F. Kennedy. Diario Últimas Noticias, 1941

     Y aquí en Venezuela se está demostrando el significado de la nueva Alianza para el Progreso, porque ustedes han hecho una tradición y una transición. De una dictadura represiva a una vida libre para el pueblo de este país a una progresista. Y una de las primeras metas del nuevo espíritu de este hemisferio debe ser la eliminación de la tiranía del norte al sur, hasta que esto sea gobierno democrático bajo uno de los grandes estadistas democráticos del hemisferio occidental, su distinguido presidente Rómulo Betancourt. Avizoramos que esto sea un hemisferio, como una vez predijo Simón Bolívar, de hombres libres en países libres, viviendo bajo un sistema de libertad.

     Señor presidente, el logro de estas dos libertades, la eliminación de la dictadura y la liberación de los lazos de la injusticia económica y social, debe ser la contribución de nuestra generación en esta década.

     Es en la búsqueda de estos objetivos es que he venido con ustedes a La Morita. Hay un largo camino desde las ruidosas calles de Washington DC hasta este campo. Pero es en este campo y en los campos y ciudades de nuestro hemisferio es que hay que librar esta batalla, no en discursos de los presidentes, ni en los intercambios de diplomáticos, ni en los estudios de los expertos, aunque todos son importantes; pero el trabajo que hay que hacer aquí – aquí hoy y mañana – a través de este hemisferio, hasta que nuestro pueblo viva el tipo de vida, señor Presidente, por el que usted ha dedicado su vida y con el que está comprometido el pueblo de mi país.

La visita de Kennedy resultó todo un éxito, a pesar de los temores de que podían presentarse disturbios

     Hoy, 86 familias recibirán títulos de propiedad en virtud de un programa que ya está asentado: 38.000 familias en 3.800.000 acres de tierra. Este es su programa, el programa de su gobierno progresista y con visión de futuro, y el pueblo de mi país. Participará en este programa poniendo a disposición más préstamos para construir viviendas rurales y más créditos para financiar sus cultivos.

 

Desde La Carlota, en Caracas, el presidente Kennedy se trasladó en helicóptero a las localidades de El Frío, en Carabobo, y La Morita, en Aragua

     Este programa está en el corazón de la Alianza para el Progreso, ya que ningún progreso real es posible a menos que los beneficios de una mayor prosperidad sean compartidos por las personas mismas.

Palabras de la primera dama

     Luego, Kennedy de encargó de presentar a su esposa. La señora Jackie se dirigió en español a los campesinos aragüeños: “Ustedes conocen de la dedicación de mi marido por colaborar con el que necesita ayuda. Estamos sorprendidos por el esfuerzo que se hace aquí por mejorar las condiciones de vida. Pero no quedaremos satisfechos hasta ver a los habitantes de estos pueblos con mayores oportunidades de trabajo, de vivienda y, en fin, de participación de todos y no de pocos”, señaló la primera dama de Estados Unidos antes de que los asistentes le tributaran un largo aplauso.

La señora Jackie se dirigió en español a los campesinos aragüeños

     De la Morita, los dos helicópteros con los mandatarios, sus esposas y toda la comitiva, partieron hacia el Hotel Maracay. Poco después de las dos de la tarde regresaron a Caracas.

     En la noche los visitantes fueron objeto de agasajo en la residencia presidencial de Los Núñez.

     El domingo 17 de diciembre de 1961, tras asistir a misa, visitar el Panteón Nacional y firmar los últimos acuerdos en el palacio de Miraflores, Kennedy y su esposa se despidieron de nuestro país.

     El presidente Betancourt devolvió el gesto a Kennedy en febrero de 1963, al realizar visita oficial a la ciudad de Washington, diez meses antes de que el carismático gobernante resultara asesinado en Dallas, Texas, el 22 de noviembre, la edad de 46 años.

     Después de Kennedy, otros tres presidentes de Estados Unidos han estado de visita oficial en Venezuela: los demócratas Jimmy Carter (marzo de 1978) y Bill Clinton (octubre de 1997), y el republicano George W. Bush (diciembre de 1990).


Loading