Linkedin
Twitter
Facebook

La Cámara de Caracas
15 de marzo de 2018

«Se violentaron derechos de los consumidores»

El consumidor siempre ha sido considerado una pieza importante en el enorme ajedrez de la produccion económica nacional.

 

 

Es por ello que, cada 15 de marzo se celebra el Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, en conmemoración al discurso del 15 de marzo de 1962 del entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, en el el cual reconocía a los consumidores como parte fundamental dentro del proceso productivo.

 

 

Los derechos para los consumidores van de la mano con la calidad de vida que los mismos deben tener, siendo el Estado quien se encargue de velar por el cumplimiento de esta norma y otorgarle condiciones aptas de vida a su pueblo.

 

 

Antecedentes criollos

 

En Venezuela, se decretó la defensa al consumidor y el usuario el 4 de mayo de 2004,mediante moción emitida por la Asamblea Nacional (AN) y se diseñó con el objetivo de “defender, proteger y salvaguardar los derechos o intereses de los consumidores y usuarios, para establecer los procedimientos de restitución de daños sufridos y sancionar a aquellos que violenten estos derechos.

 

 

En Venezuela, actualmente, el organismo encargado de supervisar y asegurar que se estén cumpliendo y respetando a cabalidad los derechos de los distintos consumidores, es la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), presidida por Roberto León Parilli.

 

 

Poca calidad de vida

 

“Actualmente se han violentado de manera constante los derechos del consumidor en todo el territorio nacional, por el bajo poder adquisitivo y la imposibilidad de obtención de los productos básicos, y por ende han violentado también la calidad de vida del venezolano” indicó Parilli.

 

 

Además, hizo énfasis en que los principales causantes de esta violación a los derechos del consumidor, son temas relacionados a la poca efecti-vidad del Gobierno para erradicarlos, tales como la hiperinflación, el creciente desabastecimiento, la falta de divisas extranjeras y la paralización del aparato productivo.

 

 

“La solución no es darle la espalda al sector privado y enfocarse únicamente en el público, para la restitución eficaz de un sistema económico nacional se debe in- centivar la producción e inversión de las empresas privadas. Eso de culpar a otros de nuestros males, debe quedar en el pasado” afirmó.

 

 

También añadió que “suponiendo que existe una guerra económica como ellos (el Gobierno) dicen, pues qué malos soldados son, se supone que los grandes soldados ganan batallas y esta la están perdiendo desde hace muchos años”.

 

 

Los bonos o ayudas económicas implementados últimamente por el sistema gubernamental, se han otorgado con el objetivo de “beneficiar a todos los hogares venezolanos”, siendo considerado un punto importante en la evolución del sistema económico nacional por parte de funcionarios pertenecientes al Gobierno, dijo.

 

 

Sin embargo, agregó, esta decisión ha causado controversia en la matriz de opinión pública últimamente, puesto que presenta diversos criterios y puntos de vista, que contradicen lo emitido por el Gobierno Nacional.

 

 

“El venezolano promedio quiere ganarse las cosas por sí mismo, lejos de todo aquello que sea regalía. Para que se deje de violentar el bolsillo del consumidor, se deben promover por completo las fuentes que generen empleo a los ciudadanos, para que estos puedancostearse sus cosas sin necesidad de estar dependiendo de un bono o “regalía económica” aseveró Roberto León Parilli.

 

 

Puntos de venta

 

Son muchos los problemas que hoy en día afectan y aquejan al bolsillo del consumidor venezolano, no todo se resume a inflación, desabastecimiento y falta de divisas para el sector productivo, sino también la “viveza criolla” que poseen algunas personas ha ido afectando poco a poco el desarrollo nacional.

 

 

Una de las tantas problemáticas que enfrenta la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, es el uso inadecuado de los puntos de venta en diversos sectores del territorio venezolano.

 

 

Es normal observar un producto con un precio específico para ser cancelado en efectivo, pero si no se posee la cantidad suficiente para pagar de esta forma, se recurre al uso de las tarjetas de crédito o débito.

 

 

Son muchos los comerciantes que utilizan puntos de venta electrónicos prestados para cobrar las ventas que realicen al consumidor, aumentando de manera considerable el porcentaje inicial del producto.

 

 

Parilli, encargado también de erradicar esta situación que solo alimenta el desequilibrio económico, afirma que “los pequeños comerciantes al igual que toda la sociedad venezolana, se ven afectados por la falta de liquidez monetaria y ante la imposibilidad que presenta la clientela de poder cancelar el producto en efectivo, se ven en la obligación de recurrir a este método y cobrar el mismo a través del punto electrónico.

 

 

Asimismo, añadió el presidente de Anauco que “estamos situados ante un mer- cado nacional pobre por la falta de dinero en efectivo, es necesario que se resuelva lo más pronto posible la crisis económica que atraviesa el país y se establezca un método de concertación y no de confrontación como el que implementa actualmente el Gobierno Nacional”

 

 

Contrarían a la Constitución

 

Parilli concluyó que al pueblo venezolano se le debe respetar su derecho a disponer de bienes y servicios de calidad, y ellos (el Gobierno) solo van en dirección contraria a lo planteado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

 

 

“Al no otorgar variedad ni alternativas de estos para la elección y disfrute por parte del pueblo venezolano. Si no hay variedad, no habrá elección, estamos sujetos la escasez de productos, de bienes y de servicios”.

 

 

Fuente Diario 2001