Linkedin
Twitter
Facebook

La Cámara de Caracas
9 de febrero de 2018

“Ningún gobierno ha salido ileso de un proceso inflacionario”

El diputado José Guerra, presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional –AN-, aseveró que un país en hiperinflación es un país arruinado y puso como ejemplo los fenómenos hiperinflacionarios registrados en Argentina, Perú, Brasil y Bolivia que barrieron a esos países y que solo pudieron ser eliminadas a través de medidas económicas drásticas. “El caso de Nicaragua que ha sido la hiperinflación más duradera de las 19 o 20 hiperinflaciones estudiadas en el mundo (…) La hiperinflación es la destrucción del país.”

 

 

 

En entrevista a Unión Radio, advirtió que 84% de inflación registrada en el mes de enero de 2018 “es la mayor que todas las inflaciones promedios del mundo”.

 

 

 

Explicó que si esta cifra cercana a 80% de inflación se repitiese en los meses sucesivos, estaríamos hablando de una inflación de 115.000 para el año 2018. “Un cuadro hiperinflacionario es un alza desproporcionada y exponencial de los precios que tiende a acabar con los países”.

 

 

 

“El salario no vale nada, hay que pensar que los aumentos salariales se van a dar cada 3 o 2 meses, mensuales, quincenales o semanales dependiendo de cómo evolucione la inflación en los próximos meses”.

 

 

 

El economista agregó que además de los salarios, las otras víctimas de la hiperinflación son los pensionados “se come la inflación, con una pensión se está comprando un cartón y medio de huevos y la tercera víctima son los ahorristas, no vale la pena ahorrar con una tasa de 12% y la inflación es 4000%, estás perdiendo”.

 

 

 

Apunto que la criptomoneda Petro no va a solucionar el problema hiperinflacionario debido a que no tiene los tres atributos indispensables de toda moneda: ser medio de intercambio para coger un bus, comprar comida, viajar, ir al cine; ser unidad de cuenta y que se puedan denominar los precios en Petros y ser una reserva de valor para poder ahorrar en Petros.

 

 

 

“Aquí lo que está pasando es una sustitución monetaria, es decir la moneda buena sustituye a la mala y la economía se empieza a dolarizar de facto. “Ya se están vendiendo en dólares los servicios médicos y odontológicos, carros, seguros, apartamentos hasta servicios funerarios”.

 

 

 

“Yo creo que esta es una reflexión que voy a dejar para la polémica y la discusión, cualquier plan que se adopte para parar la hiperinflación tendrá que sacar al bolívar como moneda y dejar que el prócer de patria descanse y sustituirlo por otra moneda que no tiene porque ser el dólar”, puntualizó.

 

 

 

Guerra explico que si sacas una nueva moneda, y la llamas por ejemplo el Venezolano, y le das un valor de Bs un millón de Venezolano por un dólar, tienes un anclaje con la divisa estadounidense y eso baja la inflación. Recordó como Bolivia, Brasil, Argentina e Israel cambiaron sus monedas y superaron la inflación. “Todo apunta q a que el bolívar va a desaparecer como moneda porque un dólar ahora vale Bs 200 mil pero son Bs 200 millones si le ponemos los ceros que les quitaron, esa moneda nadie a quiere, la gente lo está repudiando”.

 

 

 

Para concluir, aseguró que la hiperinflación mina a los gobiernos. Ningún gobierno ha salido ileso de un proceso hiperinflacionario, si tiene costos para el gobierno”.

 

 

 

Fuente Confirmado


Calle Andrés Eloy Blanco, Nº 215, Los Caobos,
Edf. Cámara de Comercio de Caracas. Caracas. Venezuela.
+58 (212) 571.3222
Camaradecaracas
© 2018 Cámara de Caracas
Site desarrollado por Antialias Comunicación Interactiva