Estas proyecciones, que dejan ver las dificultades por las que atraviesa la economía venezolana, fueron expuestas este jueves, 10 de agosto, por el analista financiero Henkel García, durante el foro La democratización inevitable, organizado por Cedice Libertad y otras organizaciones aliadas.

 

 

 

Igualmente, señaló García que para el cierre de este año (2017) la caída acumulada de la oferta global de bienes y servicios, medida desde 2012, alcanzará un 50 por ciento, lo que representa en 2017 la mitad de lo ofertado en 2012.

 

 

 

García se refirió al proceso de deterioro que ha vivido la moneda nacional en el último año. Señaló que para julio de 2016 el tipo de cambio alcanzó los Bs. 680 por dólar. “Para ese momento, con ese dólar a 680, yo podía comprar lo que hoy compro con 30 mil bolívares”.

 

 

 

Estos indicadores económicos, a juicio del experto, son producto de la realidad que tenemos: una acción institucional enfocada en la extracción de riquezas, un grupo al frente de las instituciones venezolanas que busca crear una red clientelar a través del populismo y que desarrolla un modelo totalitario, basado en la distribución y no en la producción.

 

 

 

El analista financiero considera necesario transitar la ruta hacia una economía de mercado con reglas del juego claras y sin pretensión de monopolios, con apertura en distintos ámbitos, con aceptación de financiamiento internacional e inversión extranjera.

 

 

 

En este sentido, enumeró una serie de acciones que según su criterio hay que llevar a cabo para lograr la recuperación económica del país:

 

 

1) Desconcentrar el poder político actual, que implicaría mayor descentralización, alternabilidad en el poder, no reelección indefinida y financiamiento de los partido político.

 

2) Desmontar el Estado patrimonialista, que maneja los bienes públicos como si fuesen de su propiedad.

 

3) Reformar profundamente el sistema de justicia, para que exista garantía de cumplimiento de los contratos comerciales, de negocio y sociales.

 

4) Diseñar reglas de chequeo y balance que permitan llevar a cabo acciones de contraloría en distintos ámbitos.

 

5) Garantizar la seguridad de los derechos de propiedad y la independencia del Banco Central de Venezuela.

 

6) Establecer fondos de estabilización

 

 

 

García sostiene que cualquier medida tomada por el Gobierno venezolano en el actual contexto de crisis no va a ser en función del bienestar de la gente, sino en función de mantenerse en el poder. No obstante, ve viable la recuperación económica si se logra poner en marcha medidas como las que sugirió durante su ponencia denominada Qué tenemos, qué hacer y qué nos espera.

 

 

 

Fuente Efecto Cocuyo